El amor en los tiempos sobre Tinder – Lady Tinderella

El amor en los tiempos sobre Tinder – Lady Tinderella

Habitualmente evito la tentación, a no ser que no pueda resistirla. Mae West Ahh la exploración de el apego ¿Cómo explicar lo que sucedió durante dos años de vida desprovisto caer en estereotipos de películas naif, snuff and sniff?. No se ni cómo explicármelo a mí misma y no ha transpirado demasiado menor a otros, porque como suele suceder, la realidad puede vencer la ficción, así podrí­a ser en un evento de honestidad más allá sobre toda cordura, allá vamos…comencemos por el comienzo Había una ocasií³n una fémina que creía confiar en el “te amaré toda la vida” desplazándolo hacia el pelo escribía poemas e historias sobre amor dignas sobre Disney, Incluso que un conmemoración se llevó de cara la certeza, el castillo fue demolido por condiciones insalubres, y no ha transpirado se dio cuenta sobre que esa frase provenía de el lapso en que la expectativa sobre vida era sobre cincuenta años de vida y no ha transpirado nunca sobre 80 o más igual que en la actualidad, y que una cosa era blasfemar amor eterno con la fecha de caducidad sobre 20 años de vida así­ como una diferente muy distinta era firmar cadena perpetua. Por lo tanto, esa chica, o sea la que suscribe desplazándolo hacia el pelo escribe, decidió emprender desplazándolo hacia el pelo vivir su misma vida, a su estilo, trabajar de sol a sol, redactar desde el anochecer Incluso el amanecer y no ha transpirado gozar de el silencio de su propia compañía desprovisto príncipes depresivos a los cuales tuviese que sustentar, comprender, soportar, y sufrir. Ah sí, a lo largo de dos años viví igual que en una burbuja, mi personal paraíso privado donde me saludaba cada mañana así­ como me hacía empresa a mi misma así­ como a mis hijos (Tengo 2 para más datos). No obstante, la naturaleza está llena de peros por motivo de que nunca soporta el vacío desplazándolo hacia el pelo una mañana mi paz se me hizo un nudo corredizo, comenzó a picarme el bichito, se me despertó la libido, los indios se pusieron en pie de enfrentamiento, llámenle igual que quieran, sin embargo la realidad podrí­a ser los abrazos a mi almohada nunca eran suficientes, desplazándolo hacia el pelo las diálogos con mi vibrador nunca prosperaban. Continue reading "El amor en los tiempos sobre Tinder – Lady Tinderella"